Desescalada energética

La tregua en Yemen es un momento histórico para Oriente Medio (o al menos eso parece)

El acuerdo anunciado por la ONU durará dos meses y podrá dar un mínimo de estabilidad a la región. También es una oportunidad para Italia, que debe ser capaz de identificar a los interlocutores adecuados entre los interesados en la construcción de la paz. Pero la estabilidad pronto podría verse amenazada por nuevas crisis alimentarias debido a la guerra de Putin.

Además de la guerra en Ucrania, que debido a la proximidad geográfica y a las atrocidades cometidas ha ocupado prepotentemente la escena mediática, el panorama internacional está atravesado por numerosos conflictos. Entre ellos, el yemení que se prolonga desde hace siete años es sin duda uno de los más dramáticos tanto desde el punto de vista humanitario como económico.

El pasado 3 de abril, coincidiendo con el primer día de Ramadán, se llegó a una tregua temporal de dos meses.

El acuerdo, anunciado por la ONU, es fruto de tres intensos días de coloquio entre las partes celebradas en Riad donde, además de la tregua, se acordó que los buques de repostaje podían entregar combustible en los puertos de Hudaydah y que los vuelos comerciales podían operar dentro y fuera del aeropuerto de Sanaa, siempre que los destinos estuvieran predeterminados y permanecieran en el ámbito regional.

La tregua mediada por las Naciones Unidas es fruto de la intensificación de la actividad desplegada por la diplomacia estadounidense y llega en un momento en que está en curso paralelamente la "diplomacia del petróleo" - para pedir prestado el comentario de Federico Fubini aparecido el pasado 3 de abril en el Corriere della Será - desencadenada por el conflicto ruso ucraniano.

La escalada ucraniana ha colocado a Irán en una posición de fuerza que le permite determinar la oferta de crudo en los mercados mundiales de los que, precisamente, depende también el precio que, si no se calma, como señala Fubini, Eso pondría en peligro las elecciones de Biden a medio plazo.

Por lo tanto, es fácil imaginar que la aceleración del acuerdo nuclear, con las reuniones sobre la JCPOA, tiene como objetivo conseguir que el aumento en el mercado de barriles de petróleo iraní sea contra partida. Además, hay que añadir que desde hace meses está en curso una mesa de negociaciones entre Arabia Saudí e Irán para restablecer los acuerdos regionales partiendo precisamente de la cuestión nuclear iraní y de la guerra yemení.

 Esta última, en particular, es la mayor piedra de tropiezo que ha impedido hasta ahora a las partes llegar a un acercamiento.

Esta distancia viene dictada básicamente por diferentes necesidades estratégicas, ya que mientras Theran busca expandir su influencia en el área del Golfo, Riad se mueve por un deseo de preservar su liderazgo, sino también adquirir un mayor grado de autonomía estratégica respecto a los Estados Unidos que pueda facilitarle también la interlocución con Irán sobre los principales focos de la zona.

A finales de marzo, pocos días antes de que se alcanzara la tregua, los houthi, una de las partes en el conflicto yemení, lanzaron un ataque aéreo en Jeddah, Algunos misiles han alcanzado el emplazamiento del Aramco situado en las cercanías tanto del aeropuerto Abdulaziz como del circuito automovilístico.

No fue un ataque aislado. Anteriormente había sido atacado en Samtah, cerca de la frontera yemení, un centro de almacenamiento y distribución de agua, perteneciente a la National Water Company y, en el mismo período, las Royal Saudi Defense Forces (RSADF) había interceptado y destruido drones armados cerca de la frontera sur con Yemen, donde los ataques se repiten con frecuencia.

El ataque a Jeddah, además de afectar a los precios del petróleo, ya condicionados por el conflicto ucraniano, llegó justo cuando en Viena estaba en curso la negociación entre los Estados promotores de la JCPOA e Irán, que, en este contexto, juega un papel importante debido a la estrecha proximidad a los houthi.

En efecto, estos últimos, aunque no pertenezcan al eje de la resistencia, reciben de Irán un importante apoyo, tanto en términos económicos como militares, que les está permitiendo avanzar en el conflicto.

Dada la coincidencia temporal y el yacimiento petrolífero afectado, no es descabellado suponer que la acción debía interpretarse como una advertencia dirigida a los negociadores de Viena.

Tampoco hay que olvidar la presencia militar en Yemen de los Emiratos Árabes Unidos.

Esta presencia pone de relieve la importancia del control de las aguas territoriales yemeníes y del estrecho de Babel-Mandeb, que constituyen un paso fundamental de las rutas marítimas que se dirigen hacia el Mar Rojo y el Mediterráneo, y quince cables submarinos internacionales.

Por lo tanto, el control de este paso, que será cada vez más estratégico en los próximos años, vale mucho más que los cientos de miles de millones de dólares gastados en armas en los últimos siete años y ya parcialmente amortizados.

Abu Dhabi, de hecho, como señala Cinzia Bianco en Limes, gracias a los consejos de estrategas de alta calidad, como el ex dirigente del MI6 Will Tricks, ya ha podido instalarse en los lugares de interés estratégico del país.

Entre ellas, la ciudad portuaria de Mocha, el aeropuerto de Mukalla, el puerto de Aden, así como la isla de Socotra en el Océano Índico.

Cabe señalar, por otra parte, que esta última, por su importancia estratégica, adquiere connotaciones hegemónicas que entran en contradicción con la postura de Arabia Saudí, que sería líder de la coalición militar comprometida en Yemen, en su mayor parte concentrada en la defensa de la frontera norte y en contrarrestar la influencia militar iraní.

Frente a estos escenarios se puede, por lo tanto, imaginar que en el nuevo contexto geopolítico en vías de definición, la tregua yemení pueda interpretarse como un punto de de-escalada entre los actores en el campo.

Además, desde el punto de vista de la seguridad, esta situación constituye un elemento importante dentro de una zona, como la del Mar Rojo y el estrecho de Babel Mandeb, tan estratégica debido a los abundantes flujos de mercancías que desde Oriente apuntan a los puertos mediterráneos y europeos, tan frágil por los numerosos conflictos y Estados débiles presentes en sus costas.

Pensemos también en la presencia de los grupos afiliados a la red de Al-Qaeda y las organizaciones islamistas radicales que están adquiriendo cada vez más fuerza en el área del Sinaí, hasta el punto de controlar parte del territorio. Este chokepoint, atravesado por el 40% de nuestro intercambio comercial con Asia, es de alto valor estratégico para la seguridad económica de nuestro país y de nuestras empresas.

Esto justificaría, de hecho, nuestra base militar, junto con la de las principales potencias, en Yibuti.

Es, por tanto, objetivo que ambas zonas de este mar, la meridional y la septentrional, debido a su situación geográfica privilegiada, puedan fácilmente inducir a estos grupos a planear acciones militares para bloquear Suez y, por lo tanto, toda la cuenca comercial entre el Mediterráneo y el Océano Índico.

Si bien el alto el fuego en Yemen podría ser una señal importante, no debemos perder de vista la seguridad del resto de la zona, teniendo en cuenta que la estabilidad también podría verse amenazada por nuevas crisis alimentarias derivadas de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Basta pensar que Egipto y Yemen dependen, respectivamente, en un 80% y en un 50% de las importaciones de trigo ruso y ucraniano.

Por lo tanto, esto representa un desafío igualmente urgente y arduo en el que Italia debe ser capaz de identificar a los interlocutores adecuados entre aquellos interesados en la construcción de un Mediterráneo y un Oriente Próximo unidos, que garantice la paz y la prosperidad económica, de la que depende también la seguridad de nuestras empresas.

de Filippo Romeo, Think Tank Secursat

Leggi altre News

Secursat - Banche e Sicurezza

Events
16 - 17 Maggio 2023Milano, Auditorium Bezzi Banco BPML'evento annuale dedicato alle soluzioni più innovative di security fisica e informatica all'interno del mondo bancario e finanziario si ripropone anche quest'anno per la ...

Intelligenza Artificiale, il tema primario è la capacità di fare analisi con i dati

Technology
La rapidità e lo straordinario mutamento dei tempi dovuto alla rivoluzione digitale vengono vissuti e interpretati in maniera contrastante. Mentre da un lato se ne constata l’ineluttabilità ...